Etiquetas

, , , , ,

Caspar David Friedrich, "El viajero contemplando un mar de nubes"

Caspar David Friedrich, “El viajero contemplando un mar de nubes”

Cuando los ojos de la tierra son ojos en llamas
y un canto de sirena brama a lo lejos,
recojo el aliento de los que me precedieron
y enfilo hacia espacios ignotos.
Las miradas son caricias lejanas,
ondeando eternas preguntas incontestadas
mientras me fundo al paisaje a lo lejos.
¿Qué voz tan portentosa te llamó
desde los antiguos caminos?, preguntan.
¿Cuál es el precio de una vida
que se pierde en la espesura de los sueños?
Es el abismo del tiempo.
Es la infinitud de la tarde
bajo un manto de nubes rojas
en esplendorosos atardeceres de infancia.
Es el clamor de las vidas, el rumor de las guerras,
el brotar de las luchas, el grito en las calles,
el cauce de un río, la tierra, el cielo.
Es la palabra vibrante en la inmemorial voz del poeta.
¿Cómo explicarlo?
Cuando los ojos de la tierra son ojos en llamas
y un canto de sirena brama a lo lejos.

Anuncios