Etiquetas

, , , , ,

Henri Matisse. "Icarus"

Henri Matisse. “Icarus”

La vida no era la vida a fin de cuentas,
era un sueño que fabricamos
con retazos y muñones
en días de frío intenso
y cadalsos de piedra y hambre.
Porque no hubo porqué ni cuándo,
ni dónde ni cómo
fue que erigimos esta estancia
vacía y abierta hacia nuestros ojos
y nuestras ansias.
Y la risa fue un ruido surgido
en la penumbra
más profunda y aterradora
al borde de una mano
y una boca
y un vientre.
Y jadeamos
y suspiramos
hacia ocasos intensos
y noches plagadas
de luces y sombras,
y nos aferramos a cada estrella
para no caer, para no volver
al fango del que fuimos tomados.
Y a pesar del miedo y el llanto
oculto en la primera aurora,
allá, donde aún palpita
la muerte que acecha
detrás de cada caricia,
desplegamos colores
y formas más férreas
que cualquier imagen,
la imagen del mundo,
frágil mariposa
pintada de eternidad y gloria,
y le pusimos un nombre
y la echamos al vuelo.
Por eso venero
la humanidad constante
de quien ríe a mansalva
en la boca implacable
de los días y las horas.
Y habla de la vida
como si fuera de roca
y no de arena.
Y abre las manos
y el pecho al trueno
del tiempo
y sueña lo eterno
en la finitud de una tarde
que es polvo y ceniza.

Anuncios