Etiquetas

, , , , ,

Tomasz Alen Kopera

Tomasz Alen Kopera

Desliza tu mano sobre la mía de vez en cuando,
aunque no sea más que para, al instante, apartarla.
Dibuja tu sonrisa cuando me veas venir, a la distancia,
como si algo recordaras, dulce y suave, en algún rincón
olvidado de lo que era entonces tu alma,
cuando las horas pasaban preñadas de promesas
en un café bullente de gente y de palabras,
y la flor de tu corazón se abría, pudorosa, confiada
del silencio que mi boca le brindaba.
¿Qué será de ti ahora?
¿Dónde habita ese dulzor que emanabas?
¿Por qué se ha vuelto amarga la risa que vestías?
¿Quién eclipsó la calma de tu voz de niño
y asesinó el amor de los que más te amaban?

Desliza tu mano sobre la mía de vez en cuando,
si alguna vez el extravío de tus ojos hunde tu mirada.
Allí estará, sobre la mesa, entre los libros
y los papeles que se acumulan, como frágil hoja
en la ciénaga de los días que te atan.

Anuncios