Etiquetas

, , , , ,

Hugo R. Suriel. "28 Días".

Hugo R. Suriel. “Veintiocho días”.

Soy el árbol del perro.
Una oscura presencia,
una realidad diluida en formas efímeras
y tenues contornos,
puesto a mano ante la llamada
del instinto y la necesidad pasajera.
Una breve existencia
para la mirada que busca y esquiva,
y el olfato que rastrea y tropieza.
Ahora soy columna oceánica
puesta ante la quilla que avanza
entre indescifrables sargazos,
ahora puerto cordial a la hora
de la fatiga y el reposo.
Ahora borrosa figura desdibujándose
entre la distancia y el olvido.
Indiscernible.
Insubstancial y vacua.
Soy el árbol del perro.
En la quietud de mí mismo espero,
altivo, sereno,
a que unas manos recuerden
y unos ojos abran la breve brecha
del minuto que me traerá a la hoguera
del mundo,
en un efímero momento
de ser y de tiempo.
Soy el árbol de perro.
Cuando digo que estoy meado
de perro,
no es una simple metáfora
para un estúpido verso.

Anuncios