Etiquetas

, , , , ,

Oscar Sanmartín Vargas. “Funeral”.

No me olvides.
Difuminadas tras los cristales de mi alma
se agitan las silentes brasas de tu boca,
sueño abierto hacia el dulce clamor
de un deseo injertándose en la savia
poderosa de otra vida,
de otro tiempo.
No me olvides.
Conjugando el verbo de lo ignoto
tantas veces diferido
en la piel cuarteada
de esta estancia,
aguarda un cálido recuerdo
tembloroso, como ave
estremecida de dolor
o desconsuelo.
Nadie abre sus ventanas.
Los cristales se acarician con el aire
cual amantes que no saben
dónde empieza la distancia,
dónde acaban los pesares.
No me olvides,
y repara el mundo que abrigaste
entre tus palmas quietas
y profundas,
cristalinas mariposas
bajo el fuego del estío
que hace llaga en cada piedra,
en cada órgano que toca.
No me olvides.
No me olvides.
O en la muda memoria
habrá un gemido hecho sombra
sin retorno ni presente.

Anuncios