DANZA MUDA

Etiquetas

, , , ,

Pablo Picasso. “Los tres bailarines”.

Así que aquí me siento día tras día
esperando a que las palabras dejen su recado,
una señal, una sombra,
un rastro de nube o agua o viento,
gimiente desvelo inaprensible entre el sueño
y su vigilia.
Remonto el precipicio de mi alma
como un sonámbulo en la bruma del signo
inalterado sobre esta llanura blanca y desierta,
despojado de todo lo que pudo abrirse
paso ante el vendaval de la desidia.
¿Aún queda algo más allá de la espera
prolongándose tras este mar de pixeles
y bits fluyendo a través de una noche sin tiempo?
¿Quién habitará sus costas?
¿Dónde encallarán los mensajes extraviados
en su irremediable naufragio?
Nada es seguro. Todo es incierto.
Vacía de sonidos esta voz se hunde
en el ocaso de un silencio tan indecible
como la muerte.
Sólo quedan sus figuras,
sus formas ahuecadas danzando bajo miradas
pasajeras que recogen sus hebras
y las trenzan en canciones ligeras,
como el aire de un otoño
que arremolina moribundas hojas secas.

Anuncios