DETRITUS POETICUS

Etiquetas

, , , , ,

Kurt Seligmann. “The Tragedian”.

Qué hermosa eras, amada,
cuando aguas cristalinas manaban
del manantial de tu risa,
y el sol anidaba su fulgor
en tu pelo,
como ascuas de luz
que aún no emprendían el vuelo.
Eras cual égida alzándose
sobre candentes rastrojos
de amores silentes, devotos, feroces.
¿Recuerdas, amado,
como en ti se hundía el oscuro filo
de la noche abriendo las carnes gimientes,
y era la pulpa de tus labios
gloriosas entrañas para la bestia
de esta boca?
Cómo te hincabas entonces en la piel
de maduros primores,
con guirnaldas de flores apretadas
al sudor de tu espalda,
sobre una mullida alfombra de hojas.
Ahora a qué vienes,
amado, amada,
a esta jaula de chacales
hambrientos de quantums y pixeles,
¿a que te enrostren la patética
rima florida, pastosa de mieles y abejas,
grotesco forraje de memes?
La exultante primavera, los inquietos hados
y los dioses,
todo el lirismo decadente de las musas,
son el desecho de una vida
verde-ecológico que se va por un retrete.